Cómo evitar bloqueos de Creatividad

Creatividad que depende de la inspiración, es una creatividad que depende de algo que es elusivo y caprichoso; a la inspiración se le ocurren las cosas que quiere, cuando quiere y con los que quiere; por eso es que hay técnicas de creatividad, por eso es que todos los creativos trabajan, y trabajan mucho.
Y hay ocasiones en las que uno se bloquea, te enfrentas a un problema que necesitas resolver y no llegas a nada que de verdad sea diferente a lo que ya has intentado muchas veces, que por más que trabajes y trabajes, no sales de donde mismo; así es que para evitar esos bloqueos, aquí ocho tips:
  • Lluvia de Ideas: La verdad es que las de siempre son muy aburridas y muy poco efectivas, pero hay diferentes maneras de llevarlas a cabo:
    • Lluvia de Ideas tontas: Sólo se vale decir tonterías, luego las analizas para ver si algo es rescatable, imagina que es como las caricaturas, aquí hay trenes submarinos, vacas voladoras, drones comestibles y medicinales, absolutamente todo se vale, excepto sensatez. Cuando ya tienes tu lista de tonterías, las vas analizando una a una para ir viendo cómo las puedes traer al mundo real y así resolver tu problema.
    • Lluvia de Preguntas: No listes soluciones, lista preguntas; todas las preguntas que acumules; muchas ocasiones, la respuesta correcta no llega porque la pregunta no fue la correcta; haz que tu lista de preguntas crezca, verás que cuando llegue la pregunta correcta, un sinfín de soluciones vendrán con ella.
    • Lluvia de Referentes: No listes soluciones, ni preguntas: lista productos, personas, servicios que te gusten y te inspiren y anota por qué; en esta lluvia de ideas lo que se vale es copiar; sí, copiar de otros para adaptarlo a tu entorno y realidad es también una forma de romper los bloqueos; esa lista de inspiradores sirve después como catapulta de ideas.
    • Lluvia de Palabras aleatorias: Escoge una palabra aleatoria, y luego escribe absolutamente todo lo que se te ocurra al respecto, encadena palabras y luego trata de establecer conexiones o relaciones con el problema que quieres resolver. Esta técnica no sólo evita o rompe bloqueos, sino que además tiene la virtud de sacarte totalmente de la caja, es decir, surgirán muchas ideas verdaderamente disruptivas.
  • Júntate con otros: Ve a lugares donde puedas encontrar muchas personas desconocidas, obsérvalas, mira lo que que traen puesto, imagina su vida, cuéntate sus historias como a ti se te ocurren; construye con esas historias un mundo alterno al que te rodea, por ejemplo, esa chica que va con dos bolsas de una tienda de ropa, es en realidad una diseñadora que espía a su competidor, el vigilante de la tienda escribe obras de teatro que luego publica con un seudónimo…¿me sigues? Así va uno construyendo con su imaginación, y así la despiertas, pronto podrás pensar en tu problema y surgirán ideas que estaban ahí muy bien guardadas.
  • Ve películas de ciencia ficción y fantasía: La imaginación de otros inspira la tuya, es casi como la anterior, pero con palomitas y refresco.
  • Lee libros, muchos, muchos libros: No hay otra expresión artística que involucre tanta actividad imaginativa del espectador, en este caso el lector; no hay forma de que leas un libro y tu imaginación no se prenda desde el primer renglón, incluso desde el título mismo. La poesía, el teatro, los cuentos y las novelas son en realidad boletos gratis a tu mundo interior, ahí donde habita tu imaginación.
  • Lleva un diario de absolutamente todas tus ideas; todos tenemos todos los días momentos de inspiración, hay que aprovecharlos, seguro en ese momento no nos sirve de nada que se nos haya ocurrido cómo hacer que las direccionales de los autos se activen solas antes de que gires al conducir, pero esa idea, algún día podrá ser útil, no sabes cuando, pero es mejor tenerla a la mano cuando se te ofrezca; esas ideas que te asaltan mientras te bañas, conduces o cuando estás aburridísimo en una reunión, no las deseches, anótalas en tu diario de ideas, el mío hasta nombre le puse, se llama Ideacotas y está en facebook.com/Ideacotas;  y cuando te bloquees, revisa tu diario, seguro que ahí habrá algo que te desatasque.
Claro que hay más, muchas más formas de evitar bloqueos, pero la que menos sirve es poner a descansar tu imaginación, al contrario, hay que activarla, pero con diferentes detonadores y motivadores, cuéntame cuál es el que tú propones en rafaelcota.com
Enjoy

Creatividad mata Carita

El proceso de Innovación, es cierto, inicia en dos posibles lugares, a veces ambos: curiosidad y necesidad.

Pero independientemente de cuál sea el detonador, una vez que la decisión de innovar sea ha instalado en nuestras mentes y metas, llega el problema más elemental: innovar qué, cómo, cuándo, dónde, quién… un montón de preguntas se aparecen y llenan esas páginas en blanco y entonces aparece el bloqueo; ese bloqueo que desesperadamente queremos evitar esperando ese momento divino que llamamos inspiración.

Y el problema con la inspiración es que es caprichosa, llega cuando quiere, si es que quiere, y además trae lo que se le viene en gana; y como es de esperar, no siempre sirve para lo que andamos buscando; muchas veces, eso que trae es atractivo, nos seduce con las posibilidades que presenta, pero eso trae otro problema, ¿recuerdas tus metas? ¿esas que estabas convencid@ de necesitar y querer alcanzar? Sí, ¡esas mismas! Y lo que estás haciendo en este momento, es desenfocarte, tus esfuerzos están inclinándose peligrosamente hacia un lugar al que no has planeado ir. En dos palabras, ahora tienes bloqueo y desenfoque.

Pero eso tiene solución, se llama Creatividad, y lo que trae consigo es que logra que se te ocurra lo que necesitas. ¡Cool! Creatividad mata carita. Pero requiere disciplina, trabajo y, mejor aún, técnica. Igual que el control de calidad, o las finanzas, o la manufactura; para crear hay metodologías, técnicas y modelos que posibilitan que se te ocurra lo que necesitas que se te ocurra. Tú conoces algunas formas de utilizarla, la más socorrida es la típica y aburridísima lluvia de ideas: pones un papel en blanco frente a ti y empiezas a escribir, si tienes equipo de trabajo, cada uno de sus miembros va diciendo sus ideas una a una, y tú las vas anotando. El problema con este tipo de ejercicios es que buscas soluciones, vas evaluando cuidadosamente cada idea, y antes de que se formen las vas descartando una a una, y pronto, muy pronto, esa lista se termina. La miras y sólo ves esas mismas cosas que ya has intentado o que has visto fuera, en el mercado con la competencia. Y eso no sirve para innovar.

¿ Y si te vas poniendo menos seri@ y le das un giro a la lluvia de ideas? ¿ Y si vivieras en un mundo de caricatura, generarías las mismas ideas? Por ejemplo, en un mundo de caricatura nada grave te puede suceder, ahí la piel se estira y los autos vuelan y se hacen maletín; en el mundo de caricatura las llantas son de chocolate y la carretera cambia de lugar para llevarte más rápido a donde vas. ¿Ves cómo es posible pensar distinto si cambias las reglas? Haz una lluvia de ideas en donde todo se valga, como en las caricaturas, una lluvia de ideas en donde equivocarse no tiene consecuencias. Verás como la lista crece. ¿Y si vas más lejos y cambias otra regla? ¿Qué crees que pasaría si en vez de listar ideas, listas preguntas? ¿Qué preguntas harías? Por ejemplo, ¿Por qué todos los carros tienen cuatro ruedas? ¿Tiene que ir el volante siempre en el mismo lado? ¿Por qué las llantas de los carros no pueden ser esféricas? ¿Ves? Preguntar es más divertido y abre más posibilidades.

Así es como la creatividad mata carita. Hay infinidad de técnicas para ejercerla, te muestro algunas: decenas y decenas de variaciones a la típica lluvia de ideas (ya te he contado apenas dos), relaciones entre objetos, transformaciones, descripciones, la mayéutica socrática, escarabajos (una maravillosa técnica que se potencia por seis con cada iteración), flor de loto (cuando quieres inspirarte en otros), la imitación, analogías, el juego de los sombreros, los cuestionamientos, la ficción y fantasía, palabras aleatorias, y un largo etcétera que dependerá de qué y cuánto en verdad quieras crear.

La creatividad no tiene por qué ser algo que simplemente te sucede de vez en cuando, puedes hacer que se haga un hábito, aprende cada semana o cada mes una técnica nueva, aplícala en tu vida diaria, en tu trabajo, en tu casa, en tu escuela; seguro no te arrepientes porque irás encontrando caminos nuevos que has tenido escondidos desde siempre en ese rincón de tu cerebro que llamamos imaginación.

Moonshot Thinking en Sonora

Todos nos equivocamos cuando damos la fecha fundacional de nuestra empresa, no es cuando nos registramos en el SAT, ni cuando firmamos el acta constitutiva; tampoco cuando reunimos el dinero para iniciar operaciones; las empresas se fundan en el momento en el que se sueñan.
Sí, el momento fundacional de las empresas es cuando surge el sueño de emprender. Y así, algunos sueñan con vender, otros con  producir, otros con anunciar, y así para cada uno; pero luego están los que sueñan con cambiar al mundo, con ir más allá de donde cualquiera haya ido, es más, ir más allá de donde cualquiera haya soñado ir. Es como tirarle a la Luna.
Y eso es Moonshot Thinking, es una metodología de innovación que busca lograr que soñemos en grande, que miremos muy, muy adelante y que intentemos fundar nuestra empresa en esos sueños. La utilizan empresas como Google, por ejemplo, empresas que han desarrollado tecnologías y servicios y productos verdaderamente transformadores del entorno.
Con Moonshot se busca que los problemas que se deseen resolver con la innovación sean problemas mayúsculos y que afecten a una cantidad enorme de seres humanos, o al planeta mismo, por ejemplo, las alergias, la diabetes, la contaminación urbana, la discapacidad visual o auditiva; que el problema no sólo sea grande, sino que también sea creciente, es decir, que a pesar de lo que hemos ya hecho para resolverlo, aún sigue creciendo. También Moonshot incorpora algo que llamamos Tecnologías exponenciales para acelerar y masificar el efecto de la solución; las tecnologías exponenciales son aquellas que tienen la capacidad de hacer lo que pretendes que hagan, pero que en un plazo muy corto serán muy, muy baratas, y por lo tanto, podrá democratizarse, es decir, que todos podamos acceder a ellas, y que además, también en un corto plazo, podrán ser utilizadas para muchos propósitos diferentes; y actualmente las hay por todos lados y de todos tipos, por ejemplo, procesadores de computadoras super rápidos y super baratos, materiales como el grafeno que son extraordinariamente versátiles; bacterias programables, nanobots, drones, etc.
Pero, quizás, lo más interesante es que Moonshot busca soluciones radicales, cosas que nadie haya hecho antes, por ejemplo, tomemos el ADN de una medusa que es capaz de emitir luz por sí misma, y programamos parte de ese ADN en una planta, lo que tenemos es una planta bioluminosa, que no consume energía eléctrica, y que puede ser sembrada en las ciudades para tener iluminación natural por la noche, pero además eliminar la contaminación visual de los postes de luminarias, el cableado, el consumo de electricidad, y, por supuesto que no sólo elimina la contaminación, sino que además, por ser planta, se convierte en un pulmón urbano. Eso no es sólo un pensamiento Moonshot, sino que además es ya real.
Acabamos de tener, con la Secretaría de Economía, un primer acercamiento con 120 jóvenes en Nogales este fin de semana, en donde en dos días de trabajo pudimos entrenarlos con esta metodología, no es el único momento ni será la única ciudad, tenemos ya en agenda a Agua Prieta, Cananea y San Luis Río Colorado.
Este fin de semana los chicos, y algunos adultos millenials, nos presentaron 12 ideas fantásticas que, estamos seguros, muy pronto podremos ayudarlos a construirlas, primero como plan de negocios, y luego como productos en el mercado.  Sus moonshots buscaron resolver problemas como la ansiedad, la depresión, la logística local y mundial; la conservación y cuidado del ambiente, entre otras; soñaron con tecnologías exponenciales que son 100% factibles como nanobots, biomasa, nano cápsulas con nutrientes y bacterias que recuperan y fortalecen el suelo, microchips que estimulan de forma personalizada las áreas de bienestar del ser humano; parches inteligentes y personalizados de nicotina y un espectacular etcétera que a nosotros no sólo nos hizo sentir orgullosos, sino que además nos hizo soñar con ellos, igual que ellos. Gracias Ernesto, Ewelina; gracias Stephanie, Rafael, Manuel, Alma; gracias Pablo, Christian.
Sus empresas ya han sido fundadas este fin de semana que las soñaron.
Enjoy